ENVIAR IMPRIMIR TEXTO
INICIO YUCATÁN     Viernes, 24 • Junio • 2011

40 años de cárcel a homicidas de Hunucmá


A la pena máxima de cárcel que hay en Yucatán fueron sentenciados el ex estudiante de psicología Augusto Evia Osalde y su compañera, ex alumna de arquitectura, Silvia Gabriela Herrera Rejón, por el homicidio de la joven Karime del Rosario Canto Pisté, a quien estrangularon estando embarazada y pretendieron ocultar el crimen con la falacia de un intento de aborto.

Cuarenta años de prisión impuso la Juez Quinto Penal, Rubí Guadalupe González Alpuche, a la pareja al encontrarla responsable del delito de homicidio calificado.

La sentencia en primera instancia empezará a correr desde el 4 de junio de 2008, fecha en que fueron detenidos cuando Augusto contaba con 21 años y Gabriela 20.

No se les concedió beneficio alguno por remisión parcial de la pena y se les condenó a pagar mancomunadamente a la mamá de la víctima, la señora Blanca Esthela Pisté Zea, 147,510 pesos.

Es decir, 144,540 serán tomados como reparación moral del daño ocasionado, 4 mil como indemnización y 2,970 por gastos funerarios.

La historia empezó a tejerse en diciembre de 2007, cuando Karime conoció en la página de Internet "Sexono" a Evia Osalde y la muchacha fue a casa de Augusto ubicada en la colonia Hidalgo para que le enseñara a trabajar el programa de cómputo llamado photoshop.

A partir de esos momentos, por medio del chat se hicieron "novios" y empezaron a sostener relaciones sexuales.

El 13 de febrero de 2008 "tronaron" en su relación y una semana después la ahora occisa le comunicó a Evia que estaba embarazada informándole que él fue el primer hombre con el que había estado y que tendrían que hablar para solucionar el problema.

Debido a esto, el ahora sentenciado se molestó y le exigió que se hiciera un examen para demostrar que era el padre del niño que estaba por venir, ya que ella le había confiado que en diciembre tuvo otro novio y que sospechaba que andaba con otros chavos.

En esos días Evia investigó en la red algún medicamento para que Karime "bajara" al niño y supo del "Cytotec", adquiriendo por ese conducto 4 pastillas y le dijo que se introdujera dos en la vagina para empezar el proceso.

Sin embargo, al parecer, no logró el objetivo y es por ello que ante la negativa del galán fueron a que le hagan un ultrasonido en el laboratorio "Los Angelitos", donde comprobaron que la joven tenía 3 meses de gestación.

Karime presionó al que fuera su novio a que le cumpliera, ya que de lo contrario haría público el asunto, por lo que éste entró en pánico y buscó a su nueva "novia", Silvia Gabriela, para deshacerse del problema y por eso leyó libros para cometer el "crimen perfecto".

Lo demás ya todos lo saben. Evia Osalde invitó a Karime a ir a la casa de su familia en Hunucmá para reconciliarse y compró una botella de tequila y le sirvió en su refresco no sólo el alcohol, sino también unas pastillas de Clonazepam.

La desalmada pareja aprovechó que la muchacha se durmió y sin asomo de piedad la estrangularon con un alambre hasta matar a la joven y con ello al producto que estaba en su vientre.

Al final arrojaron el cuerpo cerca de Sisal, donde fue descubierto días después en estado de descomposición y aparentando un intento de aborto fallido.

Cuando oyeron ayer la sentencia de 40 años, ambos decidieron apelar porque la consideraron excesiva y recurrirán al Tribunal Superior de Justicia para buscar se les reduzca la pena.

Comentarios de los lectores

YucatanAhora.com 2009 © Todos los derechos reservados