ENVIAR IMPRIMIR TEXTO
INICIO YUCATÁN     Domingo, 31 • Julio • 2016

Cinco palabras yucatecas más usadas que nunca


Estas expresiones gozan de cabal salud y las utilizan prácticamente todos, incluso inmigrantes nacionales y extranjeros.

Hace unos días les presentamos cinco palabras que los yucatecos que vivimos en Mérida ya casi no utilizamos, y en esa ocasión mencionamos pichel, pote, majar (atropellar), papagayo (cometa o papalote) y sorbete.

Hoy vamos a presentar la otra cara de la moneda y vamos a presentar cinco palabras yucatecas que gozan de cabal salud, y las usan tanto personas mayores como jóvenes. Incluso gente que llegó de fuera las ha incorporado a su habla.

FO

La primera palabra es fo, que se utiliza para expresar asco o rechazo por algo o alguien. Por ejemplo, le dicen a una muchacha "¿Te gusta fulano?" "Huay no, ¡Fo! Está requetefeo", responde.

Contra lo que algunos piensan, no es de origen maya sino que es una antigua palabra española y es de uso coloquial en la región del Caribe, de donde posiblemente llegó a la Península de Yucatán.

HUAY O GUAY

Esta es una de las palabras que más distinguen el habla yucateca tanto en la zona peninsular como fuera de ella. Es una expresión que se utiliza como asombro o sentimiento de algo, incluso como lamentación.

"Huay, qué calor hace", "Huay, pasó lleno el camión", "Huay, ¿qué habré hecho para merecer esto", son algunas expresiones en las que se utiliza.

Esta palabra suele confundirse con el uay tomado del maya, que significa un brujo que tiene la capacidad de convertirse en animales, por ejemplo, el uay chivo.

TUCH

Palabra maya incorporada al español yucateco que significa ombligo. Debido a su sencillez (es más corta que ombligo), esta palabra ha mantenido su vigencia e incluso hay una expresión para referirse al miércoles como el tuch de la semana.

XIC

Es otra palabra maya muy bien incorporada a la forma de hablar del yucateco, tanto que a veces se olvida que hay una palabra española para referirse al xic: axila.

PELANÁ

Sin duda la reina de las palabras yucatecas, a tal grado que hasta los extranjeros la aprenden y la repiten por su sonoridad y tres sílabas lapidantes.

Aunque en maya es un insulto bastante fuerte, en Yucatán suele decirse con total naturalidad.

Contra lo que piensa la gente de fuera, no es el equivalente en maya a una mentada de madre.
Te recomendamos leer

Comentarios de los lectores

YucatanAhora.com 2009 © Todos los derechos reservados